…y si no, nos enfadamos

Todavía resuenan en mis oídos las protestas y las manifestaciones de los pequeños supermercados cuando entraron en España los PRYCA, JUMBO, ALCAMPO, etc., y las pequeñas tiendas de muebles cuando se instaló IKEA, etc., etc. Cualquiera con dos dedos de frente pensará, que tontería, como va a haber pasado eso. EFECTIVAMENTE ESO NUNCA SUCEDIÓ.

Entraban nuevas empresas con nuevas estrategias, nuevos negocios, nuevos enfoques, que arrasaban a los que estaban, los “propietarios” del negocio, y los que estaban, o cambiaban y se adaptaban, o morían. ESO SIEMPRE HA SIDO ASI. Bueno hasta ahora.

Resulta que ahora entran nuevos negocios, impulsados por las nuevas tecnologías, y los que estaban en ese negocio no aceptan la tremenda intromisión, el abuso, la competencia desleal, la flagrante ilegalidad de los nuevos entrantes, y SI; SE MANIFIESTAN, PROTESTAN, TIRAN PIEDRAS, en definitiva, quieren evitar el desarrollo, el avance, el progreso, con la violencia, pero lo que es peor, quieren ponerle puertas al campo. El avance es imparable, el progreso es inevitable, y si no son las empresas actuales serán otras similares las que se queden con el mercado. Efectivamente, lo han adivinado, estamos hablando de los taxis contra Uber, Cabify, …, de los hoteles o agencias de viajes contra Airbnb o similares, y así muchos más.

Lo peor, lo triste, lo deprimente, lo incomprensible, es que la administración parece que apoya a los antiguos “propietarios” del negocio por medio de legislaciones, trabas burocráticas, controles, y más cosas que saben hacer. Pero ya se sabe, son políticos, siempre van detrás de la sociedad y del progreso, no vaya a ser que se les escape algo, pierdan el control y no se enteren.

Es obvio que los antiguos “propietarios” del negocio tienen que cambiar, adaptarse, o morir, como ha pasado siempre, y la administración, en vez de poner trabas debería ayudar a los antiguos “propietarios” del negocio a convertirse en nuevos y potentes competidores, mediante la tecnología, la gestión, el cambio, y unirse a los nuevos entrantes para que les ayuden a entender y controlar los nuevos negocios.

He visto en países poco desarrollados modelos de taxis que bien podrían copiar en España, y les iría mucho mejor, naturalmente apoyándose en las nuevas tecnologías y los nuevos modelos de gestión. Muchas ciudades (los políticos de esas ciudades) quieren controlar el alquiler vacacional de corta duración controlando a los que alquilan, que locura. ¿están preparados para ello, tienen capacidad, recursos, medios, conocimiento?, lo dudo mucho. Quieren obtener los mismos datos que ya tienen los nuevos operadores (ej: airbnb). No será más fácil aliarse con el operador y pedirle esos datos, y saber cuándo alguien alquila algo, cuánto ingresa, en qué condiciones se encuentra el hospedaje, etc. Todo eso está en la red y lo tienen los operadores. Y si hay que controlar, y poner condiciones, se controla y se le ponen a uno, que es mucho más fácil, eficiente, rápido y barato que a trescientos mil pequeños propietarios.

ANTIGUOS “PROPIETARIOS” DEL NEGOCIO: ESPABILAD

POLÍTICOS: FACILITAD Y NEGOCIAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. .

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar