Dame Formación y dime Tonto

Las empresas gastan enormes cantidades de dinero, aunque sea a través de la FUNDAE, en formar a sus mandos y directivos en materias y conocimientos que nunca van a emplear en la empresa, pero que sin embargo les sirve, a dichos empleados, para mejorar su curriculum y tener mayor facilidad de cambiar de trabajo. Esto provoca una descompensación empresa-empleado, y los mandos y directivos están encantados con esta situación de formarse y que no les exijan responsabilidad y aplicación sobre lo aprendido. En definitiva, las empresas se gastan dinero en formación que aprovecharán otras empresas a coste cero: “Dame Formación y dime Tonto”.

La formación generalista, y poco útil, para los directivos de las empresas tiene cada vez menos sentido. Las empresas necesitan una formación que pueda aplicarse de inmediato y obtener beneficio de dicha formación. Las empresas no invierten “Porque Sí”, invierten para tener un retorno de dicha inversión, igual debe ser en la formación. Para evitar lo anterior, la solución es FOCO (Formación Consultiva).

La metodología FOCO, desarrollada por Alción TI, está pensada para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos, transformando e innovando desde la propia empresa. Esta metodología consiste en una primera fase formativa con casos reales, seleccionados y aplicados a las necesidades y problemáticas de la empresa a la cual se le aplica la metodología. A partir de la discusión de los casos aplicados en la empresa, se van desarrollando diversos proyectos de mejora o de resolución de problemas, que definen y ejecutan los propios trabajadores de la empresa, siendo el papel de los formadores-consultores, en esta fase, de asesoría y coordinación para la aplicación de las metodologías y herramientas necesarias, la toma de datos y el seguimiento de la evolución del proyecto de mejora.

En una segunda fase, el personal interno implanta las soluciones adoptadas, garantizando el éxito y continuidad de proyectos al ser desarrollados por las personas que realmente conocen la empresa, sus problemas y sus soluciones, aplicando las metodologías desarrolladas durante la fase formativa, obtienen importantes ahorros. En este caso los formadores-consultores actúan como guías del proyecto mediante un Asesoramiento especializado. El Resultado que se obtiene es una serie de mejoras implantadas y beneficios empresariales.

Lo anterior permite disponer de personal formado en actividades y problemas operativos directos de la empresa, en el cual se involucran para su resolución y se motivan con los éxitos pues obtienen una visión general de la empresa y sus necesidades para detectar y definir proyectos de mejora que ellos van a implantar.

Hay que evolucionar a: “Te doy Formación, pero exijo implicación”, y que las inversiones en formación se queden y se aprovechen en la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. .

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar